Temas Teóricos
La Criminalística como Ciencia
José Angel Posada Jeancjaquesmiércoles, 13/junio/ 2012
imagen

La Criminalística como Ciencia

 

Dr. C. José Angel Posada Jeanjacques

La Criminalística como Ciencia La Criminalística como Ciencia[1] Tte. Cnel. Dr. C. José Angel Posada Jeanjacques Hace algún tiempo les comenté sobre Carlos Sosa[2], pues el día 26 de diciembre del 2007, este colega[3] publicó en su blog un artículo titulado “La Criminalística como Ciencia”[4], dicho material tuvo tal popularidad, que los internautas le solicitaron que lo ampliara profundizando el tema y cumpliendo éste reclamo, lo “republicó” el 6 de abril del 2008, o sea que hoy casi es como el primer cumpleaños del artículo, así que pudieran preguntarse Uds., ¿Por qué se “desentierra” entonces a estas alturas?[5]. Muy sencillo, el tema, abordado lo suficientemente profundo para un estudiante universitario, se enmarca en el prisma de conocimientos que tenemos la obligación de abordar en este espacio, es terreno virgen en nuestras pláticas y explora temas que incluso nuestros profesores evaden con frecuencia, como son: · Ciencia · Método científico · Ciencia Criminalística · Objetivo general de la Criminalística · Principios metodológicos aplicados a la Criminalística Y se que algunos podrán además preguntar ¿Y qué tiene de nuevo todo esto?, pues también esta pregunta puede ser respondida, es que prácticamente ninguno de nuestros cadetes o estudiantes de los cursos de Perito Básico se plantean como curiosidad y mucho menos como tarea científica, la profundización en estos temas y mucho menos se atreven a someterse a la discusión pública de sus opiniones al respecto, como es común en muchos blogs y por supuesto en el nuestro. Pero si alguien duda aun sobre la importancia de detenernos a analizar el alcance de lo que este estudiante nos propone, detengámonos unas horas (o quizás menos) antes de continuar leyendo y llevemos a cabo una simple encuesta entre los que nos rodean hasta unos 50 m a nuestro alrededor, preguntémosles a esos cos. tres cuestiones nada más, de las que ocupan al dueño de este blog (al de Sosa por supuesto), tres de las que deben de ocupar a nuestros programas de cualquier nivel de enseñanza de la Teoría General de la Criminalística: 1. ¿Por qué la Escuela Cubana considera ciencia independiente a la Criminalística?, 2. ¿Cuáles son los métodos científicos que emplea la Criminalística cubana? y 3. ¿Cuál es el objeto de estudio de nuestra Criminalística?. No esperemos por supuesto respuestas académicas y tampoco que alguien sea capaz de recordar de “carretilla” los conceptos una vez aprendidos en la escuela para cualquier examen, conformémonos con que nuestros encuestados sean capaces de hecerse una opinión objetiva y clara sobre estas tres interrogantes y que sus respuestas tengan suficiente coherencia como para confrontarlas con los postulados que propugna nuestra Escuela. Les deseo que tengan más suerte que yo en el empeño, pues cuando hice el ensayo en un Tecnicrim hace unos 5 años, sólo 4 cos. fueron capaces de cubrir mis expectativas, que no fueron tan altas. No obstante, les aseguro que el resultado de la encuesta será suficiente para justificar el artículo y sus opiniones, y para volver a darle un 5, hasta con asteriscos, a Carlos Sosa, aun pese a sus imprecisiones y a que su percepción desde otra Escuela no siempre concuerde con la nuestra. Pues Carlos divide su artículo en tres epígrafes: 1. Ciencia y Método Científico. Definición y Caracteres. 2. La Criminalística como Ciencia. 3. Objetivos generales de la Criminalística. En el primero parte de lo que la Academia de nuestra lengua define como ciencia y sita que es “…el conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, que han sido sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales”[6]. Pero a continuación, desafortunadamente da un “salto” y cae en lo que a su juicio son sus métodos científicos, entre los que relaciona: · Deducción, · Inducción, · Observación, · Experimentación, Y los explica además, señalando ejemplos muy afortunados (en el marco de lo que ejemplifican para cada objeto explicado), entre los que sobresalen tanto la explicación como el ejemplo de la Inducción, en los que señala que: “…es el proceso en el que se extrae, a partir de determinadas observaciones o experiencias particulares, el principio general que en ellas está implícito. La base de la inducción es la suposición de que si algo es cierto en algunas ocasiones, también lo es en situaciones similares, aunque no se hayan observado. La probabilidad de acierto depende del número de fenómenos observados. Así, siguiendo el ejemplo anterior, si Carla tiene una cabeza y dos brazos y Pepe tiene una cabeza y dos brazos, se puede inducir que los seres humanos (como Carla y Pepe) tienen una cabeza y dos brazos. Sin embrago, pueden existir humanos que carezcan de uno ó ambos brazos, por lo que la primera conclusión sería errónea, por haber analizado muy pocos ejemplos”[7]. Pero desafortunadamente estos son elementos de la Lógica, que aunque sirven a los efectos de obtener un conocimiento científico, no clasifican como Métodos Científicos. Nos señala además que: “El Método Científico es el método de estudio sistemático de la naturaleza que incluye técnicas y reglas para el razonamiento y la predicción, ideas sobre la experimentación planificada y los modos de comunicar los resultados experimentales y teóricos”[8], sin embargo olvida señalar que la Criminalística emplea muchos más métodos de obtención de conocimiento, clasificados en tres grupos: 1. Métodos generales, que son aplicables a cualquier otra ciencia como: observación, experimento, medición, modelación, descripción, comparación, etc. La Observación: Es un método que define la percepción activa y multilateral de objetos y fenómenos, del cual depende fundamentalmente cualquier tipo de inspección, registro y otras Acciones de Instrucción. La tarea del observador depende del carácter del propio objeto o fenómeno observado. En algunos casos la observación persigue la detección de un objeto buscado, en otros la detección en el objeto de determinadas características, síntomas o valores, pero también puede perseguir el estudio del comportamiento del sospechoso durante la ejecución de determinada Acción de Instrucción, en consonancia el establecimiento de determinados elementos durante la observación, mediante su fijación de acuerdo con las normas procesales, puede tener valor probatorio unas veces y en otras (el comportamiento del sospechoso durante el interrogatorio) puede servir como fundamento para elaborar una versión. El experimento: Se apoya en la ejecución de experiencias científicas dirigidas al estudio de un fenómeno sujeto a comprobación, así como su posible relación con otros. Durante el experimento también se aplica la observación, sin embargo el experimento sobresale por su activa profundización en el proceso de los fenómenos observados. En la investigación de los sucesos delictivos, el experimento se aplica de diversas formas: para definir y verificar elementos importantes para el caso se ejecutan Experimentos de Instrucción, o sea la aplicación del método descrito como Acción de Instrucción y dentro de la esfera de la práctica pericial en calidad de método técnico criminalístico, fundamentalmente para la obtención de material comparativo. La medición: Con ayuda de este método se establece la relación numérica entre una dimensión escogida y determinada unidad de medida (patrón), es frecuente que durante la medición se empleen equipos especiales e instrumentos. La descripción: Este método permite relacionar las cualidades y otras características de los objetos investigados, lo que permite juzgar acerca de elementos específicos del mismo. Las descripciones pueden ser de índole cualitativa y cuantitativa, estructural y funcional, general y parcial, y se ejecutan de forma oral o escrita, con la ayuda de palabras, cifras, símbolos, dibujos, etc. La comparación: Es uno de los elementos lógicos fundamentales en el proceso del conocimiento del medio circundante, sin la comparación es imposible obtener el conocimiento de fenómenos de la sociedad o la naturaleza, sean sencillos o complejos, esto explica la amplia aplicación del mismo en los procesos cognoscitivos de la investigación criminal, fundamentalmente la comparación que se realiza con fines identificativos, teniendo en cuenta en su aplicación dos reglas muy importantes de la Lógica: 1-. La comparación sólo es permisible en relación a conceptos homólogos reflejados en objetos similares y fenómenos de la realidad objetiva. 2-. Durante la comparación deberán emplearse sólo aquellos elementos que realmente posean una importancia de peso, lo que en Criminalística se manifiesta en la frecuencia de aparición. La modelación: Es un método que se utiliza fundamentalmente en la investigación de las diferentes manifestaciones de un fenómeno, mediante su repetición a partir de modelos o maquetas, se diferencia del experimento en que la modelación no profundiza en el proceso del fenómeno, sino estudia la manifestación de sus resultados[9]. 2. Métodos especiales de otras ciencias adoptadas por la Criminalística en la solución de sus intereses: a) métodos matemáticos. b) métodos cibernéticos. c) métodos antropométricos. d) métodos antropológicos. e) métodos físico químicos, etc. 3. Métodos especiales que sólo se emplean en las investigaciones de tipo criminalístico como: a) métodos técnico criminalísticos: Revelado de huellas dermopapiloscópicas, Técnicas de necrodactilia, Metodología de investigación de las falsificaciones técnicas de documentos, etc. b) métodos estructuralmente criminalísticos: Planificación de la investigación de delitos, Acciones Táctico Criminalísticas, etc.[10] Muy interesante resulta la opinión que nos formula cuando justifica el carácter de ciencia independiente de la Criminalística, algo que después amplia en otro de sus artículos, cuando señala las percepciones que se han tenido sobre el carácter de ciencia o no, lo cual él identifica como “corrientes Criminalísticas”, tendencias o Escuelas, según el peruano Rodríguez Regalado, al cual referencia[11]: · “La Escuela Clásica ó "Juridicista": la consideran como una ciencia ó disciplina subsidiaria del Derecho Penal y del Procesal Penal. A esta corriente, entre otros, se pueden mencionar a Luis Sandoval Smart; Juventino Montiel Sosa; Masa Márquez; etc. · La Escuela de Investigación Criminal: que la define como parte fundamental de la investigación criminal. Algunos autores que se pueden vincular a este movimiento, pueden ser: Leopoldo López Gómez; Guillermo Cabanelas; Gisbert Calabuig; etc. · La Escuela Criminológica: argumenta que la Criminalística forma parte subsidiaria de la Criminología, posición sostenida por Sodi Pilares; Palacios Bermúdez; Gutiérrez Tibón; etc. · Escuela Contemporánea ó Autónoma: reconoce su calidad autónoma como ciencia Teórico-Aplicativa y no como auxiliar ó subsidiaria, posición sostenida por Moreno González; Reyes Calderón; Helwing; etc.”[12]. En el segundo intenta una caracterización de la Criminalística que a su juicio es: “…una ciencia fáctica multidisciplinaria que sistematiza conocimientos científicos y que aplica fundamentalmente métodos y técnicas de investigación de las ciencias naturales, en el examen de evidencia física, sensible y significativa relacionada con un presunto hecho delictuoso, con el fin de determinar su existencia o reconstruirlo; señalar y precisar la intervención de uno o varios sujetos en el mismo, buscando llegar a la verdad histórica de los hechos sometidos a la consideración de quienes tienen la encomienda de procurar y administrar justicia”[13], lo que por supuesto argumenta y en ese empeño, realiza un parangón entre el proceso de producción de conocimientos científico y criminalístico, con el que no podemos estar totalmente de acuerdo. Científico Criminalístico Procesos de producción de conocimiento Abducción para descubrir, deducción para predecir e inducción para validar Punto de partida Hechos o hipótesis. Iniciativa propia. Hechos. A pedido del Juez Objetivos del informe Comunicar conocimiento científico Comunicar aplicación de conocimientos científicos Comunicar actividad profesional comunicable Sirve como controlador de la actividad Sirve sólo en el ámbito judicial Contenido del informe Identifica a su autor Independiente del resto de un escrito mayor donde aparece publicado (revista) No tiene sentido en si mismo, sólo en relación al resto del expediente judicial Igual lógica discursiva (estructura) Divulgación Pública, orientada a la comunidad experta. Lenguaje técnico Restringida. Sólo a los actores del litigio. Lenguaje técnico y vulgar Finalidad Conocimiento teórico Conocimiento práctico Opera como validador de actuación en la comunidad científica No valida actuación alguna en la comunidad profesional[14] Primeramente porque tanto los métodos del conocimiento científico, como los “métodos del conocimiento científico-criminalístico”, capaces de producir algún tipo de conocimiento son muchos más y mucho más abarcadores (como señalamos más arriba), además que de acuerdo a nuestra legislación y conforme a nuestra práctica, el punto de partida del conocimiento criminalístico no lo es sólo la solicitud del juez, si no que además de los hechos median la solicitud de quienes requieren los servicios periciales durante la investigación previa y durante la Fase Preparatoria. Porque el objetivo del Dictamen Pericial que el colega argentino nos plantea como “comunicar la aplicación del conocimiento científico”, no pasa de ser en su percepción, el informe de los resultados alcanzados mediante esa aplicación y sus “porque” científicos, para que el juzgador los erija en medio de prueba de un proceso, pero también es bueno señalar que olvida que pese a que en un momento del proceso la divulgación de esos resultados de la pericia es restringida, esa limitación desaparece como regla con la publicidad del juicio (salvo en los casos en que el tribunal dicte lo contrario), asumiendo entonces la condición de información pública dirigida a cumplir con el papel profiláctico que se reserva a la pericia criminalística. Finalmente en el tercer epígrafe, nuestro destacado internauta de Entre Ríos nos señala como los objetivos generales de la Criminalística los siguientes: · “Investigar técnicamente y demostrar científicamente la existencia de un hecho en particular, probablemente delictuoso. · Determinar los fenómenos y reconstruir el mecanismo del hecho, señalando los instrumentos y objetos de ejecución, sus manifestaciones y las maniobras que se pusieron en juego para realizarlo. · Aportar evidencias o coordinar técnicas o sistemas para la identificación de la víctima si existiere. · Aportar evidencias para la identificación de los presuntos autores y coautores. · Aportar las pruebas materiales con estudios técnicos científicos para probar el grado de participación del o de los presuntos autores y demás involucrados”[15]. Y nos preguntamos a partir de ello, ¿Qué hay en su objetivo respecto a otros elementos muy importantes de nuestra ciencia?. El objeto de estudio de la Criminalística es a nuestro juicio la lucha contra la criminalidad, en el aspecto relativo a la elaboración de métodos y medios especiales que permitan investigar, esclarecer y prevenir los delitos. A pesar de que coincide en cierta forma con en de otras ciencias jurídicas, sólo la Criminalística se plantea como ciencia la investigación y el esclarecimiento de los delitos y de las circunstancias que lo motivaron. Este objeto de estudio puede ser dividido de la siguiente forma: El estudio de Leyes que rigen la formación de las huellas del delito: • Leyes de la repetición del proceso de aparición de las huellas. • Leyes de la relación entre la acción del delincuente y la aparición del resultado delictivo. • Leyes de la relación entre el Modus Operandi y las huellas de su aplicación. • Leyes de la dependencia del Modus Operandi de las condiciones imperantes. • Leyes de la conformación de un conjunto de pruebas a partir de pruebas independientes. • Leyes que rigen la desaparición de las pruebas. El estudio de Leyes sobre el trabajo con las pruebas materiales: • recolección de las pruebas (detección, fijación, revelado, levantamiento y conservación). • investigación de las pruebas. • valoración de las pruebas. • utilización de las pruebas para esclarecer determinados momentos que la legislación penal exige deben ser probados[16]. Por supuesto que la percepción de Sosa se trata de otra visión escolástica, de otras tradiciones, de otras necesidades, que no le deparan al autor objetivos encaminados a la preparación de las fuerzas y por ende también (quizás) al desarrollo teórico de la ciencia que practica, tampoco al desarrollo de investigaciones de i+d para la solución de sus necesidades prácticas o para la humanización del trabajo, ni para el acercamiento de las posibilidades tecnológicas y de las potencialidades de los laboratorios al Lugar del Suceso. Mucho menos encontraremos en estos objetivos nada que señale la intención de prevenir delitos o sucesos extraordinarios. Todo lo cual corresponde a perfiles muy particulares de nuestra Escuela, de su esencia ideológica y filosófica, que no por ello niegan para nada debilidades que emanan del sistema social que engendró a la Criminalística que Sosa nos describe[17], la que desde su punto de vista es “…ciencia aplicada a la resolución de delitos en procura de descubrir la verdad histórica de los hechos y, de ser posible, colaborar con la identificación de sus autores”[18], lo que restringe su campo de acción a “…a la determinación científica del proceso fáctico del delito y al estudio del cómo, cuándo y quién de dicho hecho delictuoso”[19]. [1] Este artículo lo estoy publicando desde el LCC, específicamente desde una máquina de la Sección de Informatoscopia que por aca “anglosajonamente” llaman Informática, desde la misma instalación donde algunos cos. dicen que no pueden acceder al blog y desde donde todos callan, salvo la única excepción de Milagritos, y no se pronuncian sobre la Teoría. [2] El estudiante de Licenciatura en Criminalística (es además técnico en Balística y Papiloscopía y paralelamente a la Licenciatura está haciendo un técnico en Documentología) de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), Entre Ríos, Argentina, que mantiene un blog titulado Principio de Identidad. Criminalística Libre 3.2, que dedica a los estudiantes y profesionales de Criminalística y Ciencias Forenses, el mismo que puse de ejemplo de lo que puede hacer un estudiante cuando quiere hacer. [3] Pese a la enorme diferencia de currículo no tengo ningún reparo en llamarlo colega. [4] http://www.principiodeidentidad.blogspot.com [5] Además de que hace un año, aunque ya habíamos leído algunas cosas de Carlos Sosa, carecíamos de esta tribuna para comentarles al respecto. [6] Sosa, C.: “La Criminalística como Ciencia”. http://www.principiodeidentidad.blogspot.com [7] Ibidem. [8] Ibidem. [9] La Infografía Criminalística es una disciplina que hace de la modelación, su método científico fundamental. [10] Posada Jeanjacques, J. A.: “La Ciencia Criminalística”. 2da. Edición. http://58.50.1.241/sitios/CSWDCRIM/blibioextern/La%20Ciencia%20Criminalística%202da%20Edición.pdf .Pp. 36 [11] Rodríguez Regalado, P.: “Nuevo enfoque de la definición de la ciencia criminalística”. Perú. 2006. [12] Ibid. Sosa, C. [13] Ibidem. [14] Ibidem. [15] Ibidem. [16] Ibid. Posada. http://58.50.1.241/sitios/CSWDCRIM/blibioextern/La%20Ciencia%20Criminalística%202da%20Edición.pdf .Pp. 36 [17] Inicialmente había escrito representa, pero rectificamos, es aun muy joven para representar a una Criminalística que cuando Juan Vucetich Kavacevich piso las costas argentinas, gozaba de mayoría de edad. [18] Ibid. Sosa. [19] Ibidem.

Comentarios
Email
Nombre (*)
Nuevo Comentario

Publicar

Resumen
Autores:
José Angel Posada Jeancjaques
Creado:13/jun/2012
Visitas:1974
Última Visita:22/nov/2014
Comentarios:0
Último Comentario:-
Destacados
La Teoría del Retrato Hablado ¿Para qué sirven las metodologías? La función del perito durante el acto del Juicio Oral La Infografía Criminalística La Criminalística como Ciencia La Criminalística en las ciencias jurídicas ¿Cuál es la diferencia entre un testigo y un perito? Métodos de la Criminalística La Criminalística y el conocimiento humano. “Quimerismo” La consolidación del conocimiento criminalístico El maletín operativo La identificación comparativa Las características identificativas El esclarecimiento ¿Quiénes son criminalistas y cuál es su papel? El diagnóstico criminalístico La Fonoscopía Criminalística El enfoque multidisciplinario del “valor” de las huellas Otra vez con la Infografía Significación informativa, identificativa y probatoria Algunos intríngulis de nuestra terminología Habitología, Habitoscopía o … La formación del perito criminalista La función práctica de la Teoría General de la CriminalísticUna percepción técnico criminalística ¿Cuál es el aporte criminalístico de la Técnica Canina? o ¿QAcerca del mecanismo de formación de las “huellas materialesLa multiplicidad de la Criminalística Sobre las conclusiones periciales probables ¿Quién entra primero al Lugar del Hecho? La Eficiencia Criminalística “El Especialista” La Efectividad Criminalística Otra refutación más del “valor comparativo” ¿Qué se necesita para cumplimentar con objetividad una invesLa Eficacia Criminalística La vieja Historia Los detalles de un pasado a veces olvidado Qué puede ser considerado un aporte pericial Sistema de la ciencia Criminalística Nuestra identidad ¿Cuál debe ser el apellido de nuestras disciplinas? La más “romántica” de las disciplinas de la Téc. Crim. Mis casos
Anteriores

AUSPICIADORESCONTACTOS
Bienvenido a TECNICRIM
Usuario
Contraseña
Olvidó su contraseña
ENTRAR